Noticia: El Gobierno asumirá los daños del lobo en toda Cantabria si el Parlamento aprueba la modificación de la Ley de Caza

El presidente y el consejero de Medio Rural se han reunido con ganaderos afectados y confían en que el nuevo articulado entre en vigor a principios de 2019

Santander - 06.11.2018

El Gobierno de Cantabria asumirá los daños ocasionados por el lobo en todo el territorio regional si el Parlamento aprueba la modificación de la Ley de Caza, que recoge este escenario y es el punto de partida para los planes de gestión de determinadas especies cinegéticas, entre ellas el lobo.

Así se lo han traslado hoy el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, a una representación de ganaderos cántabros afectados por los ataques de este animal, a quienes han informado de que la modificación de la actual Ley de Caza, vigente desde 2016, recibió el pasado miércoles el visto bueno del Consejo de Gobierno y se encuentra ya en la Cámara autonómica para iniciar su correspondiente tramitación.

El Gobierno confía en que el nuevo articulado cuente con el mayor respaldo posible por parte de los grupos parlamentarios y pueda entrar en vigor en febrero de 2019 o incluso antes.

El proyecto remitido al Parlamento elimina las diferencias que actualmente existen para controlar al lobo en función de la titularidad del terreno cinegético. En base a la normativa actual, el Gobierno de Cantabria asume exclusivamente los pagos por los daños ocasionados en la Reserva del Saja, mientras que en el resto de la Comunidad Autónoma esta responsabilidad recae en los titulares de los cotos de caza.

Hasta que se apruebe esta modificación legislativa, el Ejecutivo ha instado a los ganaderos a que pongan en su conocimiento posibles incumplimientos para poder reclamar a los cotos que cumplan con la obligación legal de hacer frente a esas indemnizaciones.

Asimismo, Medio Rural recuerda que son los propios cotos los que tienen que solicitar permiso a la Administración para controlar el lobo en sus espacios. En lo que va de 2018, la Consejería ha emitido cerca de 300 autorizaciones, pero el número de ejemplares abatidos asciende a 17.

En el encuentro con el presidente y el consejero también han participado el director general del Medio Natural, Antonio Lucio; los alcaldes de Soba, Julián Fuentecilla; de Arredondo, Leoncio Carrascal, y de Ruesga, Jesús Ramón Ochoa, y el presidente de la Junta Vecinal de Calseca, Secundino Crespo.

6760990