La Unidad de Deterioro Cognitivo de Valdecilla pone en marcha un proyecto para conocer los factores que pronostican el riesgo de demencia

El estudio analizará durante tres años la evolución de un grupo de voluntarios mayores de 55 años integrado tanto por pacientes con deterioro cognitivo como por personas sanas

Santander - 07.10.2018

La Unidad de Deterioro Cognitivo del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha puesto en marcha un proyecto dirigido a conocer y entender qué factores ayudan a pronosticar el riesgo que tiene cada persona para desarrollar una demencia, especialmente tipo alzheimer.

Bajo el título 'La cohorte Valdecilla para el estudio de la memoria y el envejecimiento cerebral', este trabajo se llevará a cabo durante los próximos tres años con el objetivo de estudiar la evolución de un grupo integrado tanto por pacientes con deterioro cognitivo como por personas sanas.

Según ha avanzado el doctor Pascual Sánchez-Juan, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), organismo dependiente la Consejería de Sanidad, el desarrollo de este trabajo precisa la colaboración de personas sanas (sin quejas de memoria) y también de personas con quejas de memoria, que tengan más de 55 años y no presenten problemas de salud relevantes.

En este sentido ha animado a participar a todos los interesados a través del teléfono 677984771 (en horario de 12 a 14,30 horas) o del correo electrónico deterioro.cognitivo@humv.es

El doctor Sánchez-Juan ha explicado que los voluntarios se someterán inicialmente a una entrevista clínica y un examen neuropsicológico con diversos test de memoria y otras funciones cognitivas para determinar si cumplen los criterios del estudio. Una vez reclutados, ha señalado, se procederá a la realización de las pruebas incluidas en el protocolo y se llevará a cabo un seguimiento clínico de su función cognitiva.

Entre estas pruebas ha citado la realización de análisis detallados de movimiento de imagen molecular, resonancias magnéticas, test neurocognitivos, además del estudio de factores genéticos y ambientales. También extraerán muestras de sangre, líquido cefalorraquídeo y orina.

Como punto fuerte del estudio, el doctor Sánchez-Juan se ha referido a la evaluación de alteraciones precoces en el metabolismo cerebral mediante las técnicas de imagen del PET-CT. Para ello se cuenta con la colaboración del Servicio de Medicina Nuclear, dirigido por el doctor José Ignacio Banzo, que cuenta con una amplia experiencia en la evaluación de pacientes con deterioro cognitivo.

En este estudio, que cuenta con la colaboración de la compañía Siemens Healthineers, también participan otros servicios de Valdecilla como Oftalmología y Radiología, además del IDIVAL y el laboratorio de análisis de movimiento de la Escuela Universitaria Gimbernat Cantabria.

Diagnóstico precoz

Las demencias, y en particular la enfermedad de Alzheimer, constituyen un problema sanitario que afecta a cerca de 45 millones de personas en todo el mundo, cifra que se incrementará en las próximas décadas como consecuencia del creciente aumento de la esperanza de vida.

Aunque actualmente no existen tratamientos que modifiquen el curso de estas enfermedades, cuyo gasto sanitario supera al producido de forma conjunta por el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, los expertos coinciden en destacar la importancia del diagnóstico precoz.

Por este motivo, el doctor Sánchez-Juan ha resaltado que para el éxito de cualquier futuro tratamiento será determinante el inicio de forma temprana, ya que las primeras lesiones aparecen en el cerebro décadas antes de que el paciente note los primeros síntomas.

El conocimiento preciso del riesgo individual para padecer demencia en el futuro es un paso previo esencial para poder realizar tratamientos precoces y poner en marcha estrategias preventivas, ha concluido.

6651580